Acciones simples que cambian vidas

Acciones simples que cambian vidas

Hace unos días, una especialista que entrevisté en mi programa de radio Por el Placer de Vivir, me hizo un obsequio muy original.

Aun y que no soy adepto de colgarme cosas ni ponerme pulseras de ningún tipo, me dijo: Sé que no te agradan estas cosas pero quiero que la uses aunque sea diez días.

Es una pulsera de color entre rojo y negro, que parece rosario, pero con más cuentas, con el signo del OMG que vi constantemente en un maravilloso viaje que recientemente hicimos mi familia y yo a La India.

La caja en la que viene la pulsera dice en letras grandes GRACIAS, e invita a que diariamente hagas una sesión de agradecimiento tocando una a una las 36 bolitas de la pulsera.

Ella me dijo: César, no te puedes imaginar cómo cambia tu actitud cuando lo haces diariamente durante algunos días.

Llevo dos semanas haciéndolo y quiero que sepas que efectivamente ¡me cambió! Reafirmó algo que se supone ya hacía, pero que con las prisas olvidaba y al ver la pulsera, pues no hay barra para que se olvide.

Este tipo de acciones que se pueden realizar en forma repetitiva y que podrían considerarse “simples” son las que se convierten en hábitos extraordinarios que modifican nuestro comportamiento ante lo esperado y lo inesperado.

Como lo publicado por una de las universidades más prestigiosas del mundo, Harvard:

El curso con más popularidad y éxito es el que enseña cómo aprender a ser más felices. La clase de psicología positiva dictada por Ben Shahar, atrae a 1400 alumnos por semestre y 20% de los graduandos de Harvard toman este efectivo curso.

Según Ben Shahar, la clase se centra en tres principales pilares: la felicidad, la autoestima y la motivación, que son herramientas fundamentales para encarar la vida con más alegría y obtener de esta forma el tan anhelado éxito.

A este profesor lo consideran el gurú de la felicidad y en su clase enfatiza en 13 consejos que considera claves para mejorar en todos los aspectos de nuestras vidas y obtener una mejor actitud.

Obviamente uno de los consejos es el que recomendé al inicio de esta columna.

  1. Practica actividad física. Los expertos afirman que hacer ejercicio ayuda a mejorar el ánimo y con sólo 30 minutos diarios se convierte en un maravilloso antídoto contra la tristeza y el estrés.
  2. Al hacerlo, tienes la energía necesaria para estar en condiciones de enfrentar los momentos más importantes del día. Tristemente mucha gente omite el desayuno por falta de tiempo o por dieta, lo cual es un error.
  3. Agradece a la vida todo lo que tienes. El Dr. Shahar dice que lo escribas diariamente en un papel. Yo lo estoy haciendo con el obsequio que te mencioné. Dedicar tiempo a enfocarte unos minutos en lo bueno, atrae más cosas buenas.
  4. Sé asertivo. Pide lo que quieras y di lo que sientas pero siempre con , sin necesidad de herir o lastimar a los demás.
  5. Gasta tu dinero en experiencias, no en cosas. Un estudio descubrió que el 75% de las personas que se sentían más felices era porque invertían su dinero en viajes, cursos y otro tipo de experiencias, mientras que solamente el 34% dijo sentirse más feliz cuando compraba cosas.
  6. Enfrenta tu retos. No los rehúyas. Estudios demuestran que cuánto más postergas algo, más ansiedad y tensión generas. Escribe tu lista de pendientes y dale seguimiento.
  7. Pega en lugares importantes para ti recuerdos. Pueden ser fotos, frases. Que la pantalla de tu celular o computadora tenga algún recuerdo que te estimule. O sea, llena tu vida de gratas imágenes que te recuerden personas o instantes memorables.
  8. Siempre saluda y sé amable con otras personas. Más de cien investigadores afirman que con sólo sonreír cambia tu estado de ánimo, y me atrevo a asegurar, que también puedes cambiar el estado de ánimo de alguien que reciba tan simple gesto.
  9. Usa zapatos cómodos. Si tus pies te duelen, te aseguro que te pones de mal humor.
  10. Cuida tu postura. Si no tienes una incapacidad que te lo impida, camina derecho con los hombres ligeramente hacia atrás, la vista hacia enfrente. Esto ayuda a mantener un buen estado de ánimo.
  11. Escucha música. Siempre será un excelente estimulante para mejorar tu actitud.
  12. Lo que comes siempre tendrá un impacto en tu ánimo. Come algo ligero cada 3 ó 4 horas y mantén los niveles de glucosa estables. Evita el exceso de harinas blancas y azúcar.
  13. Arréglate y siéntete atractivo o atractiva. En otras palabras ¡ponte guapo o guapa! El 41% de la gente dice que se siente más feliz cuando piensa que se ve bien.

 

¿Qué te parecen estas recomendaciones? Practícalas para ver si es cierto.

 

¡Ánimo!